¿Hay que abrigar a los perros y gatos para protegerlos del frío?

julio 20, 2015 Sin comentarios aún »
¿Hay que abrigar a los perros y gatos para protegerlos del frío?

Se ofrecen capas, bufandas, gorras, camperas, pulóveres y hasta escarpines para animales, pero ¿son necesarios?

De ser una excentricidad, vestir a los perros, e incluso a los gatos, se volvió tendencia. A las clásicas veterinarias de barrio, se le sumaron los “pet shop”, que ofrecen indumentaria animal y cada año van engrosando más sus percheros con nuevas propuestas.

Ahora que se vinieron los días fríos, capaces de contraer los músculos incluso bajo los abrigos, en las redes sociales abundan las fotos de animales con gorros, bufandas, capas y pulóveres. Algunos dueños los visten para adornarlos, otros para evitar el supuesto sufrimiento de sus mascotas y ayudarlos a pasar un invierno más ameno. Pero, ¿es necesario?, ¿tienen la misma sensibilidad frente al clima que los humanos?

“En primera instancia, por la fisiología de perros y gatos no es necesario abrigarlos. Su estado natural no exige vestuario”, dice la veterinaria Fernanda Baliña, y explica que su pelaje se va adaptando al clima, por eso señala que tampoco en verano es necesario pelarlos: “El pelo es aislante tanto del frío como del calor”.

“Todos los perros tienen la capacidad para soportar el frío porque vienen del lobo”, y señala que por lo general son las personas quienes sufren en invierno y trasladan esa sensación al animal.

Aunque los especialistas señalan que estas mascotas por naturaleza pueden soportar diferentes temperaturas, plantean que también existe lo que denominan un proceso de acostumbramiento. Y en esos casos sí pueden padecer las adversidades del tiempo.

“Hay razas como el Chihuahua u otros perros chiquitos, que uno los adopta de bebés y los tiene siempre en el regazo, entre abrigos y adentro de la casa, con calefactor. En esos casos los perros se acostumbran, y si después los sacás a la intemperie sufren”, explica Baliña.

La veterinaria afirma que en esos casos, cuando los animales ya están acostumbrados, es bueno tenerlos abrigados. También cuando tienen poca actividad física.

UNA CUESTION DE HUMANIZACIÓN 

En este tipo de mascotas se da lo que llama “un proceso de humanización”. Sucede cuando los dueños tratan a sus animales como si fueran de la misma especie, y éstos terminan por confundirse y hacer propio el estilo de vida humano. Este puede ser uno de los motivos por el que después sufren si son expuestos al frío.

Varios adiestradores también sostienen que la mayoría de las veces los dueños les compran ropa y abrigos sólo por una cuestión de adornarlos y no porque crean que a los animales les hace falta: “A la raza Caniche es a la que más visten y son uno de los perros que tienen más pelos”.

“Tanto los perros como los gatos son especies autosuficientes que, por naturaleza, no necesitan del hombre para sobrevivir”, asegura la veterinaria.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInShare on TumblrPin on PinterestShare on RedditDigg thisBuffer this pageEmail this to someone

Puede interesarte...

Escribe un comentario